Cuando las Cosas Suceden

"Sucede que no es mala, es malísima"
*

Cuando las Cosas Suceden
México, 2007

Dirige: Antonio Peláez
Con: Alejandro Tommasi, Marcela Guirado y Jaqueline Bracamontes

El 2007 ha sido un buen año para las producciones mexicanas, en el sentido que a diferencia de años anteriores, éstas han logrado obtener un lugar en cartelera entre tantos filmes norteamericanos que nos invaden como de costumbre. Sin embargo, esto no significa que la calidad de las películas ha ido mejorando. Todavía podemos encontrar pequeñas joyas, mediocridades y aberraciones de la industria. "Cuando las Cosas Suceden" entraría perfectamente a formar parte de este último grupo no tan selecto.

"Cuando las Cosas Suceden" narra la historia de Sebastián, un director de orquesta muy fregón que ofrece conciertos en el extranjero, que es obligado a regresar a su hogar en Morelia ya que su hijo falleció en un accidente de motocicletas. La tragedia, en lugar de unir a su familia, genera un distanciamiento, ya que la esposa de Sebastián lo culpa del accidente y su hija María cree que tiene un romance con una compañera de la orquesta. Dispuesto a quitarse la vida, Sebastián y su hija emprenden un viaje a Guanajuato, donde él dirigirá un concierto de orquesta. Sin embargo, no saben que el destino está a punto de llevarlos por caminos inesperados, cuando se involucren en un homicidio y los persiga una banda de maleantes (inserte su WTF?!! aqui).

De todo eso y mucho más, trata "Cuando las Cosas Suceden". Su primer gran error es la duración. Aventarnos casi dos horas de tremendas barbaridades es una verdadera tortura. Este tipo de porquería a lo mucho debería durar 80 minutos, máximo 90, pero más de 110 si es algo excesivo. Después viene la historia como segundo grave error. En un principio parece ser un drama familiar que después se convierte en coming-of-age film, para transformarse en un híbrido de comedia, un thriller psicológico, acción, aventuras, suspenso y cualquier otro género que se le vino a la mente al guionista. Quisieron hacer todo en la misma película y el resultado final fue un reverendo desastre. Los diálogos son tan artificiales que provocan risa involuntaria, los personajes rayan en la caricatura y sobreactuación, las situaciones son demasiado trilladas que evocan a la peor telenovela mexicana y a cualquier cinta gringa. Y para colmo, la música de fondo no va de la mano con las situaciones que se presentan en la cinta.

Lo peor del caso, es que la película tiene deseos de que la tomen en serio. ¡Por favor! Una cosa es que el director sepa que la película que hace es una mierda, se haga a la idea y se burle de ello, pero otra es que sabiendo que la cinta es mala, intente tomarla en serio. Digo, si ya desperdiciaste el presupuesto en tonterías (los efectos especiales son de lo más chafo, aunque se reconocen las buenas intenciones), pues mejor relájate y burlate de lo inverosimil e incongruente de tu trama. Pero "Cuando las Cosas Suceden" nunca hace esto. Hasta el momento final, intenta ser un film serio, con mensaje moral acerca de la familia, la fe y el perdón.

Aunque es deber de todo mexicano apoyar al cine nacional, lo único que les puedo decir es que cualquier bodrio gringo es mucho más efectivo que este gremlin fílmico, así que de poder, evítenla a toda costa. Claro, a menos que deseen perder dos horas de su vida (además del dinero) y sentirse ultrajados por una historia tan irreal y cero original. Nuevamente me pregunto, ¿porqué invertir en historias tan estúpidas y no en proyectos propositivos? Por eso el cine mexicano continúa perdiendo audiencia, por películas como este engendro que logra llegar a cartelera, tiene promoción, de paso se burla de la capacidad de uno como espectador y además, quiere que se le tome en serio. Pff, se vale llorar.

8 comments:

  1. MaHo dijo...

    me encanto tu "inserte su WTF? aqui"
    la verdad que fue lo primero que pense cuando dijiste eso de que se involucran en un asesinato
    jajajaja
    no manches
    que risa

    saludos enano

    Paxton Hernandez dijo...

    No era para tanto, jejeje.

    Tiene sus momentos inspirados... Uno que otro.

    Paxton Hernandez dijo...

    Y no estoy de acuerdo, en eso de que es mejor que cualquier bodrio gringo.

    Prueba de fe fue una tortura y me divertí más con el culebrón VIP que con el bodrio de la Swank.

    Carlos Reyes dijo...

    "Prueba De Fe" es malisisisisima....

    la verdad no quize leer tu critico por que pronto espero verla... jejeje.... ya despues te digo si me gusto o no...

    René Sánchez dijo...

    Yo definitivament disfruté más "Prueba de Fe", con todo y su twisted ending que no venía al caso. En "Cuando las Cosas Suceden" nada viene al caso, cualquier novela es mejor que la película.

    Paxton Hernandez dijo...

    Por lo menos Cuando las cosas tienen un sabrosito buen sentido del humor. En Prueba de fé.. Nada!!! = )

    René Sánchez dijo...

    Lo único divertido fue cuando a la gorda la querían atropellar con la Hummer hahahahaha

    Ahi si... solté tremenda carcajada que la gente a mi alrededor se sorprendió. Igual en la fabulosa escena de la pelea en el bar. Solo recuerdo al tipo arrancando el teléfono de la pared y me da risa. Era como una caricatura con personas reales.

    Paxton Hernandez dijo...

    Esa escena de la súper gorda estuvo buenísima! Y luego que traía un cochecito Smart jajaja.

    Y también cuando la monjita siempre se fijaba en el coche que traía el papá. Primero el Mercedez, luego el Smart robado, y luego la moto.

    Pa'que veas que no estuvo tan mala : D