Lars and the Real Girl


Estados Unidos, 2007
Dirige: Craig Gillespie
Con: Ryan Gosling, Emily Mortimer y Patricia Clarkson

Desde el momento en que vi el trailer de Lars and the Real Girl, me convencí que la cinta tenía que ser un must-see en este año. No únicamente por contar con las actuaciones de Ryan Gosling y Patricia Clarkson, ésta última mi actriz favorita, sino por la peculiar historia que desarrolla. Ubicada en un pequeño pueblo norteamericano, Gosling interpreta estupendamente a Lars, un tipo solitario y casi treintañero que vive en el garage de la casa que perteneció a sus padres y que ahora habitan su hermano mayor (Paul Schneider) y su esposa (una fabulosa Emily Mortimer). Entre su trabajo, asistir a misa y conversar raquíticamente con su familia más cercana, Lars se ha aislado completamente del mundo y su cuñada no hace más que preocuparse por él.

Un buen día, Lars sorprende a más de uno con la noticia que tiene novia. Asombrados por el acontecimiento y por la felicidad del personaje, el pequeño pueblo se conmociona al descubrir que la novia de Lars es una muñeca de plástico que compró por Internet, pero que él, en un estado alucinatorio, cree que es de verdad. Este es el punto de partida para una historia que nos habla acerca del significado del amor, desde la perspectiva de un hombre solitario con traumas que datan desde su infancia, que imposibilitado para compartir y expresar sus sentimientos con el resto de las personas, decide refugiarse en un ser no viviente, que si bien representa el estándar de perfección que siempre había buscado en una mujer, pronto se dará cuenta que no hay nada mejor como el poder compartir esos momentos especiales con alguien más humano.

Lars and the Real Girl es una historia que inicia como una comedia, pero que poco a poco, especialmente rumbo al final, se convierte en un drama inteligente y bien tratado, que sin necesidad de caer en cursilerías y clichés, nos hace reflexionar acerca del amor y la comprensión hacia los demás. La actuación de Ryan Gosling es sorprendente y resulta en un perfecto complemento a la interpretación que ofreció en Half Nelson, donde también lució espectacular. No cabe duda que Gosling se esta convirtiendo en uno de los actores más versátiles, talentosos y prometedores de la industria. Mientras que el cuadro de actores secundarios brindan unas actuaciones remarcables, donde sobresale Emily Mortimer y Patricia Clarkson, quien en esta ocasión la hace de psicológa y doctora.

Gillespie arma una cinta aleccionadora y entretenida que tiene el potencial de convertirse en un clásico del cine independiente. Lars and the Real Girl termina por ser como ese amigo que nos motiva cuando estamos deprimidos, que nos da ánimos y nos dice que el amor verdadero existe, que algún día llegará y que seremos felices, pero que mientras tanto hay que saber vivir y estar atento a las oportunidades que se nos presentan en la vida.

3 comments:

  1. Eduardo dijo...

    Tengo muchas ganas de ver esta pelicula, pero creo q toda via falta para que se estrene en Mexico!!
    Saludos!!!!!!

    Ramiro dijo...

    suena bastante prometedora la pelicula. honestamente no habia escuchado sobre ella. en fin tendre que buscar la manera de conseguirla.

    Dan Campos dijo...

    Mi estimado, le dejo un regalo en http://sac.utleon.edu.mx/images/Level5projects/top%20holidays.jpg

    Felices Fiestas!